Los relojes Franck Muller son unos de los mejores y más complicados del mundo. La fábrica fue fundada en Ginebra por Franck Muller y Vartan Sirmakes con el propósito de crear piezas de relojería exclusivas que se caracterizaran por sus movimientos complicados y sus diseños originales. 

 

Gracias a sus sólidas capacidades propias en numerosos campos de la alta relojería, esta joven empresa se convirtió rápidamente en una de las mejores marcas de relojería suiza. Hoy creemos que hemos logrado el éxito en la combinación de audacia y creatividad con un excepcional conocimiento de la alta relojería.