DB Kind of Tourbillon de De Bethune nominado a la categoría Tourbillon del GPHG 2021

El Grand Prix d’Horlogerie de Genève (GPHG) llega a su 21ª edición. En esta edición han sido 84 modelos que, divididas en 14 categorías, compiten para ganar uno de los 19 galardones que premiarán las mejores creaciones del año, incluido el máximo trofeo, el prestigioso Grand Prix de Aiguille d’Or. Los ganadores serán anunciados el jueves 4 de noviembre en la entrega de premios GPHG2021.


En esta edición De Bethune fue nominado en la categoría "Tourbillon" con su modelo DB Kind of Tourbillon, un modelo que presenta lo mejor de dos identidades, uno clásico y otro más contemporáneo.



Categoría Tourbillon

Relojes mecánicos que comprenden al menos un tourbillon.


DB Kind of Tourbillon de De Bethune


Dos carátulas, dos identidades. Un ejercicio técnico y estético que abre un campo de investigación completamente nuevo. Una versión contemporánea del reloj de doble cara. Dos caras muy diferentes, tanto estética como técnicamente.


El DB Kind of Two Tourbillon es perfectamente reversible y se puede usar en cualquier lado según el estado de ánimo del momento.


La parte frontal del DB Kind of Two Tourbillon muestra una esfera con un diseño elegante y contemporáneo, con agujas centrales de horas y minutos, así como un tourbillon a las 6 en punto. Se ha trabajado mucho en la integración de formas pulidas, curvas, componentes mates o brillantes, diferentes espesores y niveles, creando así una sensación de amplio espacio y volumen óptimo, dada la altura mínima disponible para un reloj tourbillon. Un nuevo tipo de puente en forma de deltoides, esta vez perfectamente simétrico, se coloca en el centro, como un triángulo isósceles que contribuye a la sensación general de armonía.



El otro lado revela una esfera basada en una inspiración estética más tradicional, con una parte central finamente guilloché rodeada por los números que ya aparecen en las esferas de los modelos De Bethune como el DB8 y DB10. El tourbillon con sus segundos se ha desvanecido, y en esta cara las horas, los minutos y, lo que es más sorprendente, las manecillas de los segundos están todas colocadas en el centro. Esto representa un desafío técnico extremadamente sutil que no es necesariamente perceptible a primera vista, en ahí en donde radica la elegancia de este reloj.