De Bethune DB28XP Meteorite, un reloj de otra galaxia

  • El icónico DB28XP ahora en caja de circonio negro y carátula de meteorito.

  • ¡Un momento cristalizado en el tiempo que testifica el nacimiento de una galaxia!

De Bethune rinde homenaje a la fuerza pura y desenfrenada de la naturaleza. Creado a partir de un meteorito, el DB28XP Meteorite inspira y toca el corazón del explorador que late en cada ser humano.


Belleza desde arriba y el más allá.


Los meteoritos ferrosos ya se han utilizado en la manufactura de De Bethune, en particular para crear una de las cajas del famoso modelo Dream Watch 5 y la esfera del DB28 Kind of Blue Meteorite, esta vez De Bethune ofrece una experiencia de otro planeta con el DB28XP Meteorite.


Denis Flageollet, fundador y maestro relojero de De Bethune, es un apasionado de los meteoritos. Una pasión que alimenta probando regularmente procesos de reducción del mineral de hierro, con miras de algún día fabricar su propio metal. Su profundo interés por el material y sus numerosos intentos con meteoritos rusos y egipcios han llevado a la Maison a trabajar con un nuevo tipo de meteorito: el meteorito Muonionalusta.




Se cree que golpeó el planeta Tierra más de un millón de años antes de nuestra era, en algún lugar entre Finlandia y Suecia a orillas del río Muniono. Este es probablemente el meteorito más antiguo conocido del mundo hasta la fecha. El primer fragmento fue descubierto en Suecia, en 1906.


Compuesto principalmente de hierro y níquel, se distingue por las líneas perfectamente geométricas de su patrón "Widmanstätten" rayado en ángulo de 60 °. La esfera del DB28XP Meteorite está adornada con una piedra ancestral forjada en el espacio. Una aleación de metal que dota a la esfera de una textura distintiva, junto con patrones geométricos alineados de manera precisa que hacen que cada reloj sea especial y único.


Recreando la magia de las estrellas


El dominio de De Bethune sobre la oxidación térmica de los metales, le ha permitido una vez más elevar el nivel de complejidad al crear un cielo estrellado acompañado de su Vía Láctea en una esfera de meteorito previamente azulada. Este tono azul es el resultado del calor liberado por las reacciones químicas del meteorito calentado. A lo largo de esta superficie de esfera azul hay una multitud de pequeños alfileres de oro blanco, delicadamente clavados entre las diferentes formas y espesores de las estructuras geométricas octaédricas.


Como pequeñas canicas suspendidas, estos destellos brillantes de luz dotan a la bóveda celeste de su aura de profundidad atemporal.


Además de traer un fragmento de espacio único a la muñeca, cada cielo es diferente: el cliente puede elegir una constelación determinada, de acuerdo con un mapa celeste preciso, en una fecha, hora y lugar específicos.



Presskit en nuestro Press corner


Términos y Condiciones

Aviso de Privacidad

© 2020 Derechos reservados Raconli Group, S.A. de C.V.